Está bien estar bien

Hoy te quiero invitar a una pequeña reflexión y hacerte una pregunta:

¿Cuánto apego tienes al malestar?

¿Cuánto apego tienes al sentirte culpable?

¿Cuánto apego tienes al sentirte víctima de una situación?

Parecen preguntas estúpidas, pero si reflexionas, seguro que te darás cuenta de que no lo son tanto.

Porque biológicamente estamos programados a prestarle mucha atención a los sucesos negativos, a eso que “puede poner nuestra vida en riesgo”.

Porque culturalmente luchamos para ser el que peor estamos: “pues yo trabajo aún más horas”, “pues yo veo a mi familia aún menos horas”, “pues yo cobro aún menos…” , a veces parece que incluso competimos entre nosotros por ser los más sacrificados.

Ah, y no nos olvidemos de lo “mal visto” que está que hablemos de lo bien que estamos, de lo bien que nos van las cosas “van a pensar que soy un/a creíd@, que soy un/a fanfarrón/a…”

¿te resuena?

Entonces te vuelvo a preguntar ¿cuánto apego tienes a estar mal?

¿Cuánto te estás autosaboteando para no estar mejor? A pesar de querer con todas tus ganas ese cambio.
¿Cuándo te permites estar bien?🥰

Yo, por ejemplo, lo identifico sobretodo a la hora de hablar con los demás. A veces me doy cuenta de que si me preguntan cómo estoy, a veces contesto con la estupidez más grande, lo que menos me está afectando y preocupando, pero lo único “negativo” que me está sucediendo en ese momento. Estoy tan acostumbrada a hablar y escuchar en un lenguaje negativo “estos son mis problemas”, que de forma automática eso es lo que me sale.

Y conscientemente tengo que hacer el cambio de “estoy realmente genial, todo va de maravilla”, porque es verdad, aunque haya cosas que mejorar, mi vida es perfecta y tengo muchas cosas por las que sentirme agradecida todos los días.

El asunto aquí está, que cuando hablo de lo malo en vez de lo bueno, lo malo se magnifica y se vuelve más importante que antes. .

Y darle las gracias a @maite_issa por despertarme a mí esta reflexión a través de su podcast que te recomiendo al 100%🎙

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *