¿Cuánto pesa tu valor?

Ayer me pesé por primera vez este año, no fue con ninguna otra intención que la curiosidad en un momento en el que estaba recogiendo la consulta para irme a casa.

Había bajado un quilo desde la anterior vez y eso despertó en mí… NADA. Ni alegría, ni tristeza, ni curiosidad… Sin más, fue una información más, porque en realidad… ¿Qué dice ese número de mí? Poco o muy poco. Ni mi valor está en ese número, ni es la prueba final de mis “esfuerzos” o actos diarios… No, no lo es, porque hay tantas cosas que influyen en mi peso, como por ejemplo que justo estaba terminando mi menstruación (y podemos llegar a subir hasta 2 Kg cuando estamos en esas fases del ciclo). A demás, he estado haciendo más deporte este último mes (aprovecho para agradecer a mi entrenador personal jajaja).

En fin, un sinfín de cosas que pueden influir en el peso y al final este, no deja de ser un valor que se escapa a mi control.

¿Cuántas veces no has hecho las cosas “mal” y te has subido a la báscula y te has llevado una sorpresa porque los resultados han sido buenos y no lo esperabas? o al revés, ¿sientes que te has sacrificado mucho y no has visto el resultado que querías y esperabas? Definitivamente, el peso está fuera de nuestro control, no es un parámetro que podamos controlar y aún menos que pueda ser el juez final que decida el valor de nuestra actitud.

¿Por qué no me peso y no me interesa pesarme?

Porque sé cuándo estoy haciendo las cosas como quiero o no, sin necesidad de subirme a la báscula.

Porque si estoy teniendo periodos de ansiedad con la comida y periodos de más sedentarismo… ¿qué me va a decir la báscula? ¿si he bajado de peso quiere decir que lo estoy haciendo bien? Yo sé que hay cosas de mis hábitos que quiero cambiar y puede ser que esté haciendo mi máximo esfuerzo y esté bien, puede ser que me esté dejando llevar y deba poner un poco más de consciencia en ello.

Y puede ser que pienses, “claro, ha bajado de peso y eso siempre es más fácil de tolerar”, pero la verdad es que debo confesar, este verano bajé peso y luego subí 3 Kg y mi pensamiento cuando vi esa subida fue exactamente el mismo “es normal, he estado comiendo más que estos últimos meses, más dulces también, pero de forma consciente, no ha sido movido por emociones, me he sentido bien, no me he sentido culpable, me siento saludable física y emocionalmente… Está todo bien”.

 

Entonces si la báscula no importa, ¿Cómo valoro si estoy haciendo las cosas “bien”?

Primero que no valoro si lo hago bien o mal, sino que valoro si estoy haciendo las cosas como quiero y me permiten mis circunstancias de vida de ese momento o no. Valorando mi estilo de vida y mis hábitos: si bebo suficiente agua, tengo un día activo, entreno, como verduras y hortalizas en todas las comidas, priorizo la fruta entre horas, me siento bien emocionalmente con la comida, me permito comer cosas diferentes de vez en cuando si me apetece, con consciencia y sin juicio… en fin todas esas cosas que SÍ están bajo mi control.

Yo puedo controlar si bebo más agua o no, si entreno 3 días o 1… Si quiero entrenar 3 días y lo he hecho solo 1, a lo mejor debo estar más consciente de ello, analizar si me estoy exigiendo demasiado para mis circunstancias actuales o si me estoy columpiando por pereza. Pero si quiero bajar 2 kg y solo he bajado 1… no puedo controlarlo, porque me puede venir el periodo y subir 2Kg por eso.

Pero hay algo muy importante que quiero que sepas ahora: esto, también es un proceso de cambio de mentalidad. Y como todos los procesos, también lleva tiempo. También para mí hace no tanto tiempo atrás hubiera sido un drama ver que había subido esos 3 Kg al volver a la rutina.

Mi valor pesa lo que pese mi actitud frente a mis propósitos, frente a cómo quiero mejorar y ser, cómo me manejo para seguir caminando el camino que quiero recorrer para mostrar cada día mi mejor versión, es decir: Cómo hago las cosas que sí puedo controlar. 

¿Qué reflexión te despierta esta publicación? Me encantará leerte en los comentarios y que podamos compartir reflexiones. Sé que habéis muchos lectores interesantes en esta página y nos podemos enriquecer todos entre nosotros.

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *